15 de Junio de 2021
Máx. Min.
Lechería 15 de Mayo de 2021

¿Qué tan necesaria y rentable es la suplementación otoñal de las vacas recién paridas?

Para dar respuesta a esta interrogante, es necesario considerar los alimentos que disponemos en el tambo y sus características, para luego analizar si los mismos pueden satisfacer las necesidades de la vaca de reciente parición.

Lechería 15 de Mayo de 2021

¿Qué tan necesaria y rentable es la suplementación otoñal de las vacas recién paridas?

Para dar respuesta a esta interrogante, es necesario considerar los alimentos que disponemos en el tambo y sus características, para luego analizar si los mismos pueden satisfacer las necesidades de la vaca de reciente parición.

Dr. Fernando Rivero – Río Negro – TodoElCampo – El objetivo de alcanzar un buen pico de producción de leche es muy razonable en términos económicos: 1 Lt. más en el pico de producción representará 150 a 200 Lts más en la lactancia. De manera que potenciar el nivel productivo desde el comienzo parece muy relevante.

En este otoño, INIA La Estanzuela indica que se observan algunos rodeos en buen estado corporal pero que no lo expresan en producción de leche. Según datos de la industria, se han visto concentraciones relativamente bajas de lactosa y nitrógeno ureico en leche. Estos datos junto a volúmenes de producción por debajo de las expectativas, parecerían indicar que hay que corregir los aportes nutricionales.

Veamos las características de las pasturas y reservas disponibles:

Verdeos: en general de buena calidad nutricional, con la limitante de poca materia seca (15% o menos).

Silo de planta entera: buena fuente de fibra y energía dependiendo de la cantidad de grano.

Silo de grano: muy buena reserva de energía.

Grano seco: aporte energético valioso con alto porcentaje de materia seca.

Fardos: aportan esencialmente fibra (más de 55% de FDN y menos de 12% de proteína) y en casos excepcionales como los de alfalfa o praderas también proteína.

 

Ahora veamos resumidamente las necesidades nutricionales de la vaca al comienzo de lactancia:

Proteína cruda 17 a 18% de la MS.

Energía (ENL energía neta de lactación) 1,6 a 1,7 Mcal/kg MS.

Aporte de almidón 22 a 25%.

Fibra (como FDN Fibra neutro digestible) aproximadamente 30% de la dieta.

 

Si comparamos los requerimientos nutricionales con los alimentos disponibles, surgen algunos puntos a los que prestar atención:

Alcanzar el consumo necesario de materia seca.

Suministrar el aporte energético diario (ENl).

Aportar la proteína cruda (PC) en cantidad y calidad.

Apuntar a una correcta funcionalidad digestiva para que sea máximo el aprovechamiento (tiempos de digestión, sinergia de los componentes, pH ruminal, etc).

De todos los puntos relevantes mencionados, el que probablemente sea necesario resolver con insumos adquiridos es la proteína.

 

Existen varias posibles soluciones para alcanzar la proteína necesaria en la dieta de la vaca de reciente parición. Hablando de proteína verdadera, cada insumo tiene sus particularidades en cuanto a calidad de los aminoácidos que lo componen y comportamiento en el aparato digestivo (cuanto se digiere realmente, cuanto se degrada en el rumen y cuanto es pasante) lo que finalmente hace diferencias en la producción de leche.

Con la ayuda de un nutricionista se pueden comparar alternativas y costos para maximizar la inversión.

 

(*) EL AUTOR – Dr. Fernando Rivero – Departamento Técnico, Panarmix SA. – www.panarmix.com

 

 

Compartir en: